jueves, 28 de marzo de 2013

En el tren

Existen cosas que no puedo cambiar pero si pudiera sería empequeñecer mi ego y atreverme a decirte lo que siento y detenerte en el camino de la estación  para abrazarte y expresarme, desnudar mi alma sin prejuicios y adornos y llamarte por mi nombre por tu cara de sorpresa, pero nadie podría decir que no lo intenté, que no te detuve, que no corrí tras de ti, que no te besé como se besa a quien se va a la guerra, y detengo mi guerra interna de querer aferrarme a mis estándares y me amarro a  una esquina de tu camisa y al final  caminamos juntos hacia el tren sin la mínima certeza hacia donde se dirige, me imagino sentada y tú de pie dándome tu mano, ese es el lugar donde quiero estar.



jueves, 14 de marzo de 2013

Alguna vez fuimos una estrofa


Varios jueves me he sentado a mirar por la ventana, 
esperanzada en verte llegar
envuelto en  el erotismo que me arrancaste,
cobrarte los besos que me debes
de tantas noches que soñamos sin despertar
ponerle fin a estas líneas salpicadas por tu ausencia
y tantas letras desperdiciadas porque no estás
Mi cuerpo lleva escritos los versos que riman con tu piel, 
me brotan ganas de explorarte y que me sientas,
 saborear tus palabras al hablar, 
bailar contigo algún tango 
mientras me fundo en ti
somos tú, tu olor y mis ganas de amar(te)

Si pudiera te raptaba,
te amarraba a mis deseos  
y así volver a creer 
que eres  el verbo en infinitivo que define 
a quien es dueño de tu mente aun si no pueda tocar su ser

¿Si recuerdas que alguna vez fuimos juntos una estrofa?,
Regálame el éxtasis que significa encontrarme oculta en tu poesía 
Y como dices, sería una experiencia orgásmica leerte